GASTRONOM?A

Uva de Moscatel

La evolución de la sabiduría agrícola ha configurado el paisaje, la cultura y el cultivo poblero que describe e identifica al municipio: el moscatel. La uva de moscatel es el principal patrimonio cultural y socio-agrícola. Hoy en día el 79,8% de la tierra cultivada (368 hectáreas) conforman un paisaje de vid de secano.

La generosidad y la calidad de factores naturales como el clima mediterráneo, el viento dominante de "llebeig" y las lluvias de otoño son claves para que las agradecidas y fértiles tierras de secano –arcillosas y calcáreas- continúen nutriendo las vides que plantaron los antepasados. Unos factores climatológicos que cada año logran una deliciosa uva de moscatel, de sabor exquisito.

Moscatel, delicado trato a mano

El Moscatel (moscatell) de la variedad romana de El Poble Nou de Benitatxell es una uva que requiere un trato delicado y afectuoso. De eso, son conscientes los agricultores que aplican sus conocimientos y técnicas tradicionales a las vides de secano. El Moscatel, acariciado por los vientos húmedos de Llebeig consigue su identidad propia y diferente al resto de lugares de cultivo. Esta uva consigue su momento óptimo de maduración y cosecha entre mediados agosto y finales de septiembre.

El resultado es una fruta natural y fresca, caracterizada por un grano crujiente, carnoso, dorado, de sabor dulce y de aroma intenso. La calidad excelente de esta fruta le otorga propiedades beneficiosas como los antioxidantes y la vitamina B. Además, es rica en azúcares naturales e hidratos de carbono, que la convierten en una fuente de energía natural diaria.

El Moscatel es un producto delicioso para el consumo directo como uva de mesa, pero además sirve de materia prima para la elaboración de pasas, mermelada, vinos y licores dulces.

BIOMOSCATELL

En los últimos tres años un grupo de agricultores locales, con el apoyo del Ayuntamiento, ha sacado adelante el proyecto BioMoscatell. El proyecto tiene como finalidad dar a conocer el moscatel como fruta identificativa y propia del municipio, mantener el patrimonio cultural y agrícola, promover la recuperación del cultivo y el paisaje, dignificar la labor del labrador y conseguir un producto de calidad de secano y ecológico, avalado por la CAE.

El BioMoscatell aprovecha las aguas pluviales y crece gracias al respeto a la tierra y al medio ambiente para conseguir un moscatel sano, libre de residuos químicos y utilizando técnicas de producción tradicionales necesarias para el cultivo tradicional.

La fase de distribución de esta uva se concibe a partir de una visión integral del comercio socialmente justo y de proximidad para reducir las emisiones de CO2 durante todo el proceso de producción y hasta su comercialización de cercanía y en las comarcas próximas.

Moscatell de Benitatxell